Los menores de 0 a 17 años son los que más sufren la falta de comida dentro del conurbano de Buenos Aires. En el tercer trimestre de 2019 se incrementó del 7,9% del 2018 al 9,3% de 2019 la cantidad de la población urbana que vive en hogares donde padecen hambre o inseguridad alimentaria severa. La inseguridad alimentaria en total pasó del 20,2% del 2018 al 22,2% al 2019 en todo el país. “No vamos a poder llegar a la pobreza cero como se prometió pero en la medida que objetivemos bien el trabajo vamos a poder enfocarnos en sacar a la gente de la pobreza y el hambre”, se señaló en la primer reunión del Consejo contra el Hambre. La encuesta revela una curva ascendente desde el 2017 hasta ahora en lo que respecta a inseguridad alimentaria severa en los hogares argentinos: mientras que en el 2017 era del 5%, en 2018 fue del 6% y en 2019 del 7,4%. En términos técnicos inseguridad alimentaria severa indica “la percepción de experiencias de hambre por parte de alguno de los adultos o niños por problemas económicos durante los últimos 12 meses”. Y define a los hogares que experimentaron situaciones de hambre porque no hubo suficiente dinero para comprar alimentos en el último año.

*Fuente: Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica (UCA)*

Plus de Lecture

News & Témoignages

Update Ingresos Latam: 20% más pobre se queda solo con 4% del ingreso.

Update Ingresos Latam: 20% más pobre se queda solo con 4% del ingreso.

La riqueza sigue concentrada en un sector de la sociedad, un rasgo que históricamente ha sido común en los países latinoamericanos. La manera más común de mirar la desigualdad de un país es utilizando el Índice de Gini, el cual mide la diferencia de ingresos. Mientras...

Pin It on Pinterest

Share This