fbpx

Más de la mitad de los menores argentinos de 18 años crece en situación de vulnerabilidad y carece de las necesidades básicas. Unicef publicó un informe sobre la situación de niñas, niños y adolescentes en Argentina, reclamando que hagan explícitas las propuestas para revertirlo. El estudio detalla que más de un millón de jóvenes no cuentan con acceso al sistema de protección social y 10% de los que deberían estar cubiertos por la Asignación Universal por Hijo (AUH) no lo reciben porque el sistema es punitivo cuando los padres o tutores de los niños tienen problemas para certificar las condicionalidades para recibirlo.
Por otro lado, solo 21% de los niños de hasta 3 años accede a los servicios de educación y cuidado y hace falta profundizar la universalidad y la calidad de la cobertura obligatoria a la formación inicial de 4 y 5 años. En el caso de los adolescentes, 500.000 están fuera de la escuela y solo uno de cada dos logra terminar la secundaria en tiempo y forma. Siete de cada 10 jóvenes no alcanza niveles satisfactorios de matemáticas y cuatro de cada 10, en lengua.
Las niñas y adolescentes pobres sufren además inequidad en el acceso a la salud. El 70% de los embarazos de madres menores de 19 años no fueron
buscados, y hay 2.500 casos de niñas menores de 15 años embarazadas, que muy probablemente sufrieron abuso sexual, indica el informe.

*Fuente FILA, Fundación para la Integración Latinoamericana*

Pin It on Pinterest

Share This