fbpx

*Update Educación: Futuro de jóvenes refugiados en riesgo*

El potencial de millones de jóvenes refugiados que viven en algunas de las
comunidades más vulnerables se verá aún más amenazado según las Naciones
Unidas (ACNUR), que predice que a menos que se tome medidas inmediatas y
ambiciosas para contrarrestar los efectos catastróficos de la COVID-19 en
la educación de dichas personas.
Esta predicción se presentó en un informe publicado bajo el título “Uniendo
fuerzas por la educación de las personas refugiadas”, con datos ofrecidos
en el informe que se basan en las estadísticas en bruto sobre la
escolarización del año escolar 2019. Aunque la COVID-19 ha tenido un
impacto en la educación de niños y niñas, el informe muestra que los niños
refugiados se han visto particularmente afectados.
Antes de la pandemia, un niño refugiado tenía el doble de probabilidades de
no asistir a la escuela que un niño no refugiado. Esta situación sin duda
va a empeorar: muchos niños y niñas refugiados probablemente no tendrán la
oportunidad de retomar sus estudios por el cierre de escuelas, las graves
dificultades para pagar las tasas de matriculación, uniformes o libros, la
falta de acceso a tecnologías o porque se ven obligados a trabajar para
ayudar a sus familias.
“La mitad de los niños refugiados no estaban escolarizados previamente a
esta situación”, ha declarado Filippo Grandi, Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Refugiados. “Después de todo lo que han soportado,
no podemos robarles su futuro negándoles hoy una educación. A pesar de los
enormes desafíos que plantea la pandemia, si se ofrece un mayor respaldo
internacional a las personas refugiadas y a sus comunidades de acogida,
podremos desarrollar más medios innovadores para proteger los avances
fundamentales en la educación de los refugiados obtenidos durante los
últimos años”.

*Fuente: ACNUR*

Pin It on Pinterest

Share This