La medida provisória brasileña que crea el Programa Emprego Verde-Amarelo —un incentivo para contratar jovenes— incluye una minirreforma en la legislación laboral de las jornadas de trabajo, como trabajo en domingos y agencias bancarias abiertas los sábados, que el gobierno no había logrado aprobar. La misma altera muchos artículos del código laboral y otras leyes y puede ser considerada una segunda reforma laboral, según el escritório Mattos Filho.
El texto fue publicado esta semana y confirma cambios como la corrección a la mitad de deudas con trabajadores y cambios en el seguro fianza para los empleados, que no quedará inmovilizado.

*Fuente O Globo*

Pin It on Pinterest

Share This