fbpx

La Iniciativa Walk Free de la australiana Fundación Minderoo, ha realizado un estudio sobre la esclavitud moderna, que asegura que en el mundo hay 40,3 millones de víctimas de esta práctica. De ese total, 24,9 millones son víctimas de trabajo forzado y 15,4 millones de matrimonio forzado. En el caso de Brasil, con 220 millones de habitantes, estima que son 369.000 los trabajadores en condiciones de esclavitud, en un estudio realizado con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Un total de 54.778 trabajadores fueron rescatados de las condiciones de esclavitud o degradación en esos 25 años por las autoridades, especialmente el Grupo Móvil de Inspección que reúne a la Secretaria del Trabajo, fiscales del Ministerio Público del Trabajo y policías. La represión al delito se intensificó en el período 2003-2010, cuando se liberaron más de 3.000 trabajadores cada año, con el record de 6.001 rescatados en 2007. Desde entonces la cantidad bajó sostenidamente, para quedarse en 1.050 el año pasado. Los rescates que se concentraban en las fronteras agrícolas de los estados de Pará, Mato Grosso y Maranhão, en las fronteras amazónicas, se extendieron por todo el país, incluso en las regiones Sur y Sudeste, más ricas e industrializadas. Y a partir de 2006 se incorporaron al fenómeno actividades urbanas, especialmente en la construcción y la confección textil.

*Fuente: agencia IPS*

Pin It on Pinterest

Share This