fbpx

En América Latina, los pueblos originarios son más de 8,5% de la población, con la mayor proporción de personas en pobreza extrema. En nueve países latinoamericanos, los indígenas son cerca de 30% de las personas que viven en la miseria. El promedio mundial de indígenas en esa situación es de 19%. Los pueblos autóctonos de América Latina son tres veces más proclives a la indigencia que otros grupos de población. El 7% de las indígenas vive con menos de 1,90 dólares diarios y dependen desproporcionadamente de un empleo informal. Más de 85% de ellas solo consigue trabajo en la economía informal. Los indígenas tienen 31,5% más de probabilidades de trabajar en la economía
informal que los trabajadores no indígenas. El salario de las personas indígenas con empleo remunerado está 31% por debajo del de otros trabajadores, la mayor brecha salarial en el mundo. Casi 32% que trabajan no tienen estudios, lo que contrasta con el 13% de no indígenas sin formación. La población indígena mundial es de más de 476 millones de personas y 80% de ellas vive en países de renta media. Alrededor del 45% de los trabajadores indígenas están fuera del sector agrícola. Pese a su predominancia entre los pobres, los pueblos indígenas tienen una tasa de participación laboral superior a la de sus contrapartes no indígenas (63,3%, frente al 59,1%). Pero sufren malas condiciones de empleo
y discriminación. En comparación con el 66% de los no indígenas, más del 86% de los pueblos originarios trabaja en la economía informal, con malas condiciones y falta de protección social.

*Fuente IPS*

Pin It on Pinterest

Share This