Un total de 15,5 millones de personas todavía se ven obligadas a defecar al aire libre en América Latina y el Caribe, una práctica que puede contaminar el medioambiente y propagar enfermedades, advirtió la Organización Panamericana de la Salud (OPS).
Según los últimos datos disponibles, en América Latina y el Caribe el 74,3% tiene acceso a servicios de agua y sólo 31,3% de la población al saneamiento gestionados de forma segura. Significa que aún 82,7 millones de personas no acceden al saneamiento básico en la región, y, de estos, el 18,8% (15,5 millones) continúan practicando la defecación al aire libre. El saneamiento deficiente provoca 580 muertes infantiles cada día en las Américas, y es un importante factor subyacente a varias enfermedades, como las lombrices intestinales, el tracoma y la esquistosomiasis. Se estima que la eliminación de la defecación al aire libre contribuiría a reducir en 36% los fallecimientos por diarrea entre niños menores de 5 años, la sexta causa de muerte de este grupo en la región.

*Fuente: Organización Panamericana de la Salud*

Pin It on Pinterest

Share This