fbpx

Persisten las señales de precarización en los puestos de trabajo señala la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al analizar datosrelacionados con la composición del empleo, el tiempo que logran trabajar las personas, y los sectores en los cuales se están generando oportunidades. En el Panorama Laboral de América Latina se ve un aumento tenue del empleo asalariado de 1,8%, inferior al aumento del empleo por cuenta propia, que llegó a 2,2%. El empleo por cuenta propia -vinculado a mayor informalidad- es cada vez más común para alrededor de 300 millones de personas que forman parte de la fuerza laboral regional. La mayoría, conseguirá empleo en los sectores de comercio y servicios, mientras hay indicadores que muestran subocupación por insuficiencia de tiempo trabajado.
Entre 2012 y 2018, el empleo por cuenta propia subió de 21,1% de los ocupados a 23%, en especial los no profesionales, que paso de 18% a 19,7%. En el mismo período, los asalariados privados continúan siendo mayoritarios, pero su proporción ha bajado de 50,4% a 47,3%. El cambio ha sido mayor entre las empresas de 6 y más trabajadores, que
suelen ofrecer gran cantidad del empleo formal, donde se pasó de 39,1% en 2012 a 35,8% en 2018, de acuerdo con los datos del informe de OIT. “Estos indicadores, que revelan un mayor crecimiento del empleo por cuenta propia frente a una reducción del empleo asalariado en el sector privado, son señal de un proceso de precarización de los empleos que se vienen creando en América Latina”, opinó el economista regional de la OIT, Hugo Ñopo. Se alerta que una leve alza en el desempleo de la región, de 8,0% en 2018, a 8,1% en 2019, podría agravarse si no se logra revertir la desaceleración económica en América Latina y el Caribe.
En 2020 podría llegar a 8,4%, según destaca el informe Panorama Laboral.

*Fuente: IPS*

Pin It on Pinterest

Share This