Cada vez más mujeres ingresan a la fuerza laboral en América Latina, con un aumento del 11% en los últimos 30 años. A pesar de la disparidad entre el número de hombres y el de mujeres que se han insertado en las fuerzas laborales del continente, las nuevas cifras demuestran que la brecha entre la participación laboral de las mujeres y la de los hombres todavía es de más del 25% en promedio. Un análisis en la escala salarial muestra que por cada hora trabajada, las ganancias de las mujeres son en promedio un 17% inferiores a las de los hombres que tienen la misma edad y nivel educativo y económico. Más de la mitad de todas las mujeres (de 15 años o más) en 18 países de la región estaban empleadas: Perú tenía el liderazgo con un 68.7%, seguido por Bolivia con un 63%, y entre las más bajas, Costa Rica con 45.1% y 43.5% en México. Uno de los factores que facilitan la inserción de las mujeres es la educación. En Perú, el 90% de las mujeres con educación más allá del nivel secundario, trabajaban, y el 80% en Venezuela, con correlaciones similares en los países vecinos.

*Fuente: Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).*

Plus de Lecture

News & Témoignages

Pin It on Pinterest

Share This